Palitos de Cangrejo (revisited!)

Retomando los posts sobre recetas he recordado hoy una pequeña invención que creía mía pero que, como casi siempre, no lo era. En esto de los descubrimientos/inventos uno siempre se cree el primero pero que se lo pregunten a Leibniz y Newton.

Ya he hablado otras veces de los increibles palitos de cangrejo y esta entrada de nuevo tiene como ingrediente central esta gran forma de alimento preparado, pero me gustaría contarla de forma histórica.

Una noche de estas, hace ya algún tiempo, habíamos llegado a casa sin muchas ganas de cocinar. En estas situaciones mi propuesta habitual suele ser recurrir a los poco saludables y muy sabrosos fritos congelados. Normalmente siempre tengo mi pequeña reserva de víveres en el congelador, nunca faltan las croquetas de jamón ni los calamares a la romana. Pero oh sorpresa, oh dolor, las cuatro tristes croquetas que quedaban estaban en el fondo de un cajón, síntoma claro de que algún día se habrían caído de su bolsa y habían pasado a formar parte del ecosistema del congelador.

Intenté en vano freir estas croquetas pero eran totalmente incomestibles, así que en estas circustancias de vagancia cocinera y falta de alimentos el recurso era claro: Los palitos de cangrejo.

En un alarde innovativo llegué a la siguiente receta:

Ingredientes:

  • Palitos de cangrejo, unos 4-6 por persona.
  • Huevos.
  • Pan rallado.
  • Aceite de oliva virgen, ya se sabe que poderoso.

El proceder es sencillo:

En primer lugar hay que descongelar los palitos pero sin pasarse, símplemente quitarles lo más gordo del frío. El microondas hace maravillas.

Con los palitos en su punto se baten los huevos y se hace el típico rebozado: pan rallado – huevo – pan rallado. Los palitos son lisos por fuera así que tienen a no pillar bien el rebozado, hay que poner especial cuidado en esta fase, es clave.

En aceite suficientemente caliente freir como si fueran croquetas.

Están realmente mucho más buenos de lo que pudiera parecer en un primer momento y, al menos como entrante, merece la pena probarlos. Ahora, mi gozo en un pozo al pensar que fue idea mía. Hay un restaurante en el centro comercial plenilunio, un asiático buffé libre, antro de perdición, gula y glotonería, que cuando se les acaban las croquetas los sirven de forma muy parecida… en fin.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: