A pelar…

Acabo de oir al lavavajillas pitar indicando que ha terminado su programa. Interesante máquina que habría que añadir a la lista de grandes inventos de la humanidad. Aunque es un gran invento, es una máquina en cierta forma peligrosa.

Hoy, al ponerme a hacer la cena, he decidido que había muchos trastos por encima de la cocina. Los he metido en el lavavajillas y ha superado el umbral psicológico que me indica que hay que ponerlo o si no me quedaré sin platos o vasos para mañana. Y lo he puesto.

De cena hoy tocaba un sencillo plato de patatas fritas y croquetas, cálorica cena sin duda. Pero claro, cuando hago patatas en casa suelo hacerlas a mano, con lo que implica básicamente pelar y cortar. Peeeero he aquí el problema, hacía solo un instante había puesto el lavaplatos con todos mis cuchillos técnicos dentro. Pelar patatas con un cuchillo de mesa es totalmente imposible, sin duda, así que solo me ha quedado una opción: el cuchillo jamonero.

Y si existen muchos chuchillos técnicos: peladores, machetes, cortadores, de sierra, grandes, pequeños… uno de los menos indicados para las patatas es el jamonero. Por definición es un cuchillo largo y flexible y yo quería uno corto y rígido.

He de decir que se puede. Poniendo a prueba la fuerza, resistencia y destreza de la muñeca derecha he conseguido pelar y picar 4 patatas medianas y, aunque no tiene que ver con el cuchillo, han quedado muy buenas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: