Archive for 6 noviembre 2006

A pelar…

Lunes, 6 \06UTC noviembre , 2006

Acabo de oir al lavavajillas pitar indicando que ha terminado su programa. Interesante máquina que habría que añadir a la lista de grandes inventos de la humanidad. Aunque es un gran invento, es una máquina en cierta forma peligrosa.

Hoy, al ponerme a hacer la cena, he decidido que había muchos trastos por encima de la cocina. Los he metido en el lavavajillas y ha superado el umbral psicológico que me indica que hay que ponerlo o si no me quedaré sin platos o vasos para mañana. Y lo he puesto.

De cena hoy tocaba un sencillo plato de patatas fritas y croquetas, cálorica cena sin duda. Pero claro, cuando hago patatas en casa suelo hacerlas a mano, con lo que implica básicamente pelar y cortar. Peeeero he aquí el problema, hacía solo un instante había puesto el lavaplatos con todos mis cuchillos técnicos dentro. Pelar patatas con un cuchillo de mesa es totalmente imposible, sin duda, así que solo me ha quedado una opción: el cuchillo jamonero.

Y si existen muchos chuchillos técnicos: peladores, machetes, cortadores, de sierra, grandes, pequeños… uno de los menos indicados para las patatas es el jamonero. Por definición es un cuchillo largo y flexible y yo quería uno corto y rígido.

He de decir que se puede. Poniendo a prueba la fuerza, resistencia y destreza de la muñeca derecha he conseguido pelar y picar 4 patatas medianas y, aunque no tiene que ver con el cuchillo, han quedado muy buenas.

Química casera

Sábado, 4 \04UTC noviembre , 2006

El otro día dándo una vuelta por el que llamaré Mordor del Sur, descubrimos un simpático puesto de esos que suele haber en los pasillos de los centros comerciales. Haber hay un montón y de todo tipo, a saber: Gafas de sol, pendientes, promociones inmobiliarias… Pero este tenía un producto un tanto original a la vez que absurdo: “Gel hidrófilo para sutrato de plantas y decoración”.  Me explicaré.

El dicho gel es, en su forma original, una bolsita de unos 20g de piedrecitas blancas que se parecen mucho al cuarzo trozeado. La gracia de estas piedrecitas es que son realmente voraces con el agua. Echando tan solo una cuarta parte del sobrecito en un litro de agua, y dejándolo esperar unas 3-4 horas obtienes un Kg de una especie de gelatina transparente muy húmeda en la que se han convertido estas piedrecillas y el agua.

Además, por el mismo precio, te regalan un botecito de colorante líquido que añadir al agua para colorear el gel. Muy interesante este concepto, al tiempo que inspirante!. Jeje, me he dispuesto a probar las capacidades coloreantes de varios productos que he encontrado en mi cocina.

De entrada he probado a hacer el gel con los siguientes productos:

  • Agua y colorante del que trae: Resultado bueno, supongo que porque ya viene pensado para ello.
  • Agua sin más: Resultado transparente, vamos aburrido como una ostra.
  • CocaCola: Juas juas, está aún en proceso, pero la verdad es que el resultado empieza a prometer bastante, queda de un apetecible color como de polo de cola o algo así.
  • Agua + colorante de paella: Aún sin probar, necesito el recipiente del experimento anterior.
  • Agua + pimentón: Idem.

Luego os contaré los resultados de esta ciencia casera, juas.