Móvil nuevo, misma compañía

Hoy voy a convertir este blog en un pequeño Xakata Móvil y es que no podía ser de otra forma, me he comprado un móvil nuevo. Ya no soy lo que era, yo que en mi buena época tenía una período de renovación de unos 6 meses… hacía 1 año y 10 meses que no cambiaba de terminal.

Y es que mi querido T630 lo tenía todo, incluso una velocidad de escritura de mensajes bastante lenta y una propensión bastante curiosa a quedarse sin cobertura, pero eran todo nimiedades frente a las satisfacciones y alegrías que me ha dado ese móvil. Pero el pobre ya estaba renqueante, no por nada en particular, si no por la edad. El pequeño stick ya no iba fino, la batería… y el aspecto que poco a poco se ha ido desfasando.

Así pues el viernes decidí que necesitaba un terminal nuevo. Muy “amablemente” todas las compañías de telefonía te ofrecen terminales a precio muy bueno si estás dispuesto a llevar tu número a otra. Vamos que premian el chaqueterismo. Lo que me parece cuiroso es que si decides quedarte, que era lo que yo quería, pues te jodes, así de claro. Los mismos móviles más caros, para encima, al final, obligarte a quedarte otros 18 meses, el mismo compromiso que si te cambias. Es una política comercial que no entiendo y que encima hace que me piense en cambiar de compañía junto con el móvil.

Como le tengo bastante aprecio, no sé muy bien porque, a mi compañía he decidido que me quedo y pagar el pato de la permanencia. Bueno, no es realmente el aprecio lo que me ha hecho quedarme si no el disponer del móvil ya mismo. Si me portabilizo a la competencia, menos de diez días no me los quita nadie, y para impaciente con estas cosas yo.

Me había fijado una serie de requisitos básicos para mi nuevo chisme. En primer lugar quería que tuviera un sistema operativo. A día de hoy a cualquier cosa le llaman así, pero vamos quería que tubiera algo parecido a un Symbian o así. No por nada, yo preferiría claramente un GNU/Linux, pero es lo que hay. Un Windox me hubiera valido también. Además de este primer requisito me había impuesto:

  • 3G, UMTS vamos.
  • Tarjeta de memoria extraible.
  • Cámara semi-decente, de 1.3Mpx para arriba.
  • Gran pantalla.
  • Soporte para correo push.
  • poco más.

En cuando me recorrí las tiendas más importantes del ramo, incluidos centros comerciales, decidí que el S.O. era imposible para mi presupuesto: 120€. Dispuesto a esta renuncia, el resto era totalmente inalienable. Pues bien, Amena me lo ha dejado en unos cómodos 100€: mi nuevo y flamante Sony-Ericsson K610i. Este bicharraco tiene todo lo que hay que tener para mi gusto en un móvil con sistema propietario, salvo los auriculares en el pack.

Es bonito, es pequeño, no tiene tapa, gran pantalla y cámara decente (2Mpx), 3G, videollamada con camarita pequeña por delante. Interfaz muy clara y sobre todo muy rápida, MP3 que puede funcionar en background, soporte para Java muy bueno, viene con un juego de tenis en 3D y correo push, que aún tengo que investigar. Tarjeta de memoria de las de Sony. Iluminación del teclado en azul, soporte MassStorage cuando se conecta por USB (2.0 full-speed). Me gusta vamos. Además me gusta porque sigo con mi compañía, sigo con la misma marca de móvil que ya tengo desde hace 4 terminales y sigo pillado otros 18 meses de permanencia🙂.

Una respuesta to “Móvil nuevo, misma compañía”

  1. l00rrn Says:

    symbian mola en el movil, puedes instalarle chorradillas que no vas a usar, pero sirven pa fardar!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: