Arroz con Pollo

Desde siempre recuerdo este plato como uno de mis favoritos. La verdad es que no es nada del otro mundo y mucha gente lo confundiría con una paella, pero no, no es una paella ni muchísimo menos.

La receta original del arroz con pollo que hacía mi madre nunca la he sabido realmente. Más o menos ahora me la podría imaginar e intentarla pero hace ya un tiempo que decidí hacer la mía propia. El resultado en sabor es casi casi el mismo que el que recuerdo y me gusta hacerlo porque tiene mucho éxito con la gente que lo prueba. La principal diferencia entre mi receta y la original es que la mía no necesita olla a presión. Así puedo dejar el punto de caldo a mi gusto.

Los ingredientes necesarios son pocos y sencillos:

  • Arroz normal, SOS me gusta especialmente. 1 vaso y medio para 3 personas.
  • Media cebolla.
  • 2 dientes de ajo.
  • Media pechuga de pollo grande.
  • Sal, ajo y perejil.
  • Caldo de pollo concentrado.
  • Vino blanco.
  • Agua, 3 medidas por cada una de arroz.
  • Quizá limón o zumo de limón.
  • Aceite de oliva virgen, el mejor que se tenga a mano.

Hacerlo cuesta nada y queda muy rico:

  • En una cazuela baja y ancha se calienta el aceite a fuego suave y se añaden los ajos en láminas y la cebolla en juliana.
  • Se tapa y se deja pochar todo a fuego muy muy suabe. Cuando la cebolla se pone blanca o casi blanca se da por terminado este paso. La cebolla se puede retirar si a alguien no le gusta. A Silvia no le va nada así que siempre la quito. Hay que aprovechar al máximo el juguito que tiene la cebolla que se retira, recomiendo aplastar un poco con una espumadera.
  • Se sube el fuego y se añade la pechuga trozeada y aliñada con sal, ajo y perejil. Se remueve y cuando todos los trozos ya están blanquitos por fuera se añade vino. Cantidad… la que se quiera. Es el secreto del plato realmente.
  • Se deja que el vino evapore el alcohol y se añade el arroz, el agua y caldo y se mantiene a fuego fuerte hasta que comienza a hervir en abundancia. Se puede echar un poquito de sal.
  • Se baja el fuego y se tiene cociendo hasta que se consuma el agua al gusto. Yo recomiendo sacar del fuego cuando aún haya bastante agua y el arroz aún esté un poco duro.
  • Se tapa con un trapo limpio y se deja reposar unos minutejos para que termine de cocer pero no se pase.
  • Se sirve en platos y se come a gustito. Si a uno le gusta pues se le puede añadir el limón. A mí, según los días, me apetece.

La verdad es que es un plato muy sencillo y rápido y es difícil que quede mal, salvo que quede duro o se pase el arroz.

Ala todos a cocinar!

2 comentarios to “Arroz con Pollo”

  1. kipin Says:

    el arroz con pollo mola.

  2. kipin Says:

    cawen diox, TENGO ANTOJO DE ARROZ CON POLLO RECIEN HECHO!!!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: